Superliga Femenina

Inicio

Sanaya Libby’s La Laguna gana para situarse en la segunda posición

sábado, 27 de noviembre de 2021 20:17

Liga Iberdrola

Las blanquiazules superan (3-1) al Kiele Socuéllamos desde el bloqueo. Y son cinco los trunfos que ha encadenado el Haris en Liga Iberdrola. Desesperar a los rivales en base a un bloqueo que apaga toda luz. El Sanaya Libby’s La Laguna consiguió su quinto triunfo consecutivo en Liga Iberdrola, esta vez ante el potente Kiele Socuéllamos (3-1). Las visitantes intentaron reaccionar poniendo el 2-1; no obstante, las blanquiazules sacaron a relucir todo su potencial. Llabrés y Aranda, ‘en la sombra’, estuvieron imperiales.

Las blanquiazules empezaron lanzadas. Ni tan siquiera la mejor recepción manchega, comandada por Patricia Rodríguez, pudo con un potente ataque local. Zagueros y acometidas por las alas, imposibles para unas manos que empezaban a temblar (5-0). Chema Rodríguez lo paró; no obstante, el prominente bloqueo sobre Portero y Agüero, neutralizaba a las visitantes. 
El adversario reaccionó y, por fin, encontró soluciones por las alas en Walsh y Agüero. No obstante; un zaguero de Lisbet Arredondo, un bloqueo y un punto directo de Belly Nsunguimina volvieron a incrementar la renta hasta los seis puntos (14-9). Los ‘gorros’ eclipsaban a dos de las mejores receptoras de la competición; Amelia Portero cerró el primer set con un punto en su haber (25-17).
La superioridad desbordaba a un Kiele que llegó a mostrar cierta desesperación ante el bloqueo blanquiazul. No obstante, las de Chema, con Saucedo en pista, empezaron a dar con sus automatismos, sobre todo en ataque (7-7).
La igualdad, la tónica dominante en el segundo set. El Haris iba a remolque, sin embargo, como ya ha demostrado en anteriores partidos, también se mueve bien ahí. Y reacciónó. Con una secuencia Jordan, Nsunguimina, Jean Pierre, Arredondo y, nuevamente, Jean Pierre, las locales lograron ponerse por delante (15-11). Las leonas funcionaban cual reloj suizo; no otorgaban, no fallaban. 
La confianza era plena. Tanto es así que Juan Diego García, cuando mejor marchaban las cosas, usó el comodín Cristina-Paola. La primera invitaba, la segunda ejecutaba. Precisamente, la ‘ex’ de Socuéllamos puso el precedente al punto de Lisbet Arredondo, que hizo el 25-16.
El plantel manchego no se rendía y cambió su juego. Velocidad para que el Sanaya Libby’s La Laguna no llegara al bloqueo. Este set volvió a tener una belleza que se hizo notar desde que Patricia Aranda, con el 7-6, colocó con el pie, sí, con el pie. 
A partir de ahí y con el 7-7, el Haris entró en una rotación complicada de la cual le costó salir. Con Amelia Portero, el Kiele se marchó a su máxima renta del choque (7-13). Juan Diego García apostó por darle entrada a Lucía Prol que, en detrimento de Lisa Jean Pierre (sobrecargada con los saques de Portero), consiguió que las suyas rotaran merced a una postrera finta de Patricia Aranda.
Con el 19-18, el técnico onubense optó por prescindir de colocadora en la pista, Llabrés asumió esas funciones hasta ‘el iguales’, que entró Cristina Pérez. La líbero se bastaba como ‘dos en uno’, defendía y dirigía. Pese a la reacción, el tercer set fue para las de Chema merced a una buena lectura desde el servicio (22-25). 
Levantar bolas calientes. Ese fue el guion que se reprodujo a ambos lados de la red en los primeros compases en el que, posteriormente, sería el último tiempo. El 7-4 fue psicológico. Un punto casi interminable que finiquitó Lisa Jean Pierre, el principio del fin. Por su parte, Lisbet Arredondo seguía ahí, sin hacer mucho ruido, pero apareciendo cuando tenía que hacerlo (encañonando y bloqueando); no en vano, fue la máxima realizadora del encuentro (23). Un ejemplo, el 20-18 por zona cuatro.
Al otro lado de la red, Carpintero no encontraba respuesta en la defensa blanquiazul; no obstante, un bloqueo de Wagner y Jean Pierre puso el 24-19. Así, la francesa fue la artífice del cierre del choque (25-21).
Informa Sanaya LIbby´s La Laguna